Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2007

INCREIBLE

Marcela de Jesús Galante Ferreira, nacida en la localidad brasileña de en Patrocinio Paulista -una población de 15.000 habitantes del estado de San Pablo-, acaba de cumplir diez meses de vida. Su peculiaridad es que no tiene cerebro. Sin embargo, ha batido ya todos los récord de supervivencia y conmueve a todos cuando, por ejemplo, llora al no estar en brazos de su madre o la ven crecer: ya pesa 11,2 kilos, algo más de la media de su edad. El caso de Marcela de Jesús no pudo ser más oportuno. Nació el 20 de noviembre pasado en medio de un debate para despenalizar el aborto en casos de anencefalia, malformación congénita que implica la ausencia parcial o total de cerebro en el concebido y supone una muerte pronta tras el nacimiento. Un testimonio que echa por tierra la tesis de los grupos feministas que defienden la legalización del aborto. La naturaleza va siempre por delante de los pronósticos. Fotografias y Articulo Completo

Desoladoras historias en torno al aborto

En un forum online llamado AbortionConcern.org montado para mujeres que habían abortado, surgieron docenas de desoladoras historias. "He tenido dolores físicos desde el aborto, pero nada comparado al sufrimiento emocional", dice Dale, de Australia. "Me siento terrible”, dice Sofia, de los Estados Unidos. "He estado llorando y abrazando mi vientre y he querido regresar en el tiempo". Las historias son siempre iguales, sólo cambian los nombres y algunos detalles. David C. Reardon, quien ha pasado años investigando sobre este tema, es el líder mundial de expertos en el síndrome post-aborto. Este es el estado de depresión severa y shock, similar al tan conocido Desorden de Estrés Post Traumático que sufren miles de veteranos de guerra, en el que se ven sumergidas innumerables mujeres que se han realizado un aborto.