Ir al contenido principal

Tiempo de La Vida, Carolina Antimán


El inicio de ala vida de un ser humano se encuentra estrechamente ligada a la vida sexual, esto se encuentra en el diseño de Dios para la procreación. Es bastante complejo y motivo de reflexión el hecho de que Dios haya ideado que nuestra vida se iniciaría luego una relación sexual. De hecho, Dios cada vez que realizó un milagro en una mujer estéril respetó el tiempo establecido de embarazo e intervino desde antes de la concepción. Dios establece un orden para la creación de la vida humana y al ligarla al acto sexual le atribuye valor fundamental a uno y a otro momento.

El acto sexual , es sin duda un momento que realizado en la quietud y seguridad del matrimonio puede llegar a ser uno de las experiencias más gratificantes tanto para hombres como para mujeres, sentir placer creciente que culmine con un estallido de emociones y sensaciones orgánicas agradables, que genere una entrega de millones de espermatozoides, en un ambiente que de estar fértil, los invita a la vida, que los incentiva a la carrera, que no opone ningún obstáculo, y que ofrece como galardón la apertura de una puerta para el ingreso de uno sólo de ellos, regodeándose para invitar a esta fiesta sólo al mejor. Esto idea de ligar Placer y Vida sólo pudo ser de Dios.

Esto es algo que todos conocemos pero que desgraciadamente tratamos de evadir, de desentendernos. En general todos aquellos seres humanos que alcanzan una edad que les permite comprender la generación de la vida, saben que los niños nacen a partir de una relación sexual, todos lo sabemos. Por ello, es que es incomprensible que una adolecente sexualmente activa no espere quedar embarazada, o que un Padre de familia se sorprenda porque su Esposa está embarazada, o que el resultado de una aventura extramarital sea un embarazo. Las únicas personas que deberían sorprenderse de estar embarazados son aquellas que no tienen una vida sexual.

He aquí la razón del gran y estrepitoso fracaso de todos los programas de educación sexual impartidos en este nuestro planeta; “enseñan que pueden desligar el placer y la vida y; NO SE PUEDE”. La concepción sigue sucediendo, la nueva vida se inicia, la vida nunca se detiene en su génesis, pero si la consumimos en el trayecto de sus días. Si analizamos las estrategias de control de natalidad TODAS están concentradas en eliminar al ser humano, Si eliminar al ser humano. Miles son concebidos cada día y aún millones mueren sin alcanzar siquiera a implantarse.

Cuando leo en la Biblia que Dios al anunciar a Abraham que su esposa Sara le daría un hijo, que al tiempo señalado volvería y según el tiempo de la vida, Sara tendría un hijo. Reflexiono e invito a la reflexión.

Según el tiempo de la vida, Sara tendría un hijo.

Gen 18:14

Y visitó el SEÑOR a Sara, como había dicho, e hizo el SEÑOR con Sara como había hablado. Y Sara concibió y dio a luz a Abraham [un] hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho.

Génesis 21:1-2

El diseño de Dios respecto de la vida de un ser humano es claro, es más, el anuncia la llegada de un nuevo ser desde antes de la concepción e interviene para la generación de esta vida antes de que sea concebido.

Si para Dios que es Todopoderoso, que es el Dios Vivo en quién usted y yo creemos, la vida de un ser humano comienza en la concepción, es decir en el momento en que el espermatozoide penetra la capa pelúcida de un óvulo, entonces cada ser humano muerto de horas, días o años de vida es una vida cuyo termino tiene un responsable, y esa responsabilidad es ante Dios y es ineludible.

¿Es acaso una excusa ante Dios que los millones de embriones de horas y días de vida que son muertos en cada instante no sean para nosotros seres humanos?

¡Quiénes somos nosotros para clasificar a un organismo como ser humano o no!

Resulta ser muy irritante escuchar a los candidatos presidenciales que se manifiestan a favor de la distribución de la píldora del día después, decir que ellos “tienen la convicción de que no es abortiva”. Sólo como alcance puedo decir que todo fármaco que interviene impidiendo la implantación de un ser humano de días de vida, es un fármaco abortivo. Este efecto lo provoca esta píldora y cualquier otra. Si, así es. Lo dramático es que aquellos países en que está despenalizado el aborto, los laboratorios no tienen ninguna dificultad en reconocerlo en sus folletos informativos.

Cual será la excusa que podemos entregarle a Dios para justificar nuestras acciones.

He escuchado a muchas autoridades religiosas decir que la vida sexual de las personas que lideran constituye un área en la que ellos no pueden intervenir y que por tanto cada uno debe decidir en conciencia. Suena bastante convincente y también bastante conveniente. Sin embargo cada uno de nosotros no esta destinado a la comodidad, y si alguno a través de sus consejerías no ha tenido que confrontar a sus fieles con la realidad del pecado estará en serios problemas con el Jefe.

Si ellos hubieran estado en mi secreto, habrían hecho oír mis palabras a mi pueblo, y lo habrían hecho volver de su mal camino y de la maldad de sus obras.

Jeremías Cap. 23, vers. 22

Es de tal importancia que el Pueblo de Dios escuche las palabras de Dios. Usted es un Pastor o un Profeta que debe indicar el camino que debe seguir el pueblo. No existe forma de despojarnos de esta responsabilidad, sea nuestro rebaño de 2 o 5000 personas. Una palabra puede determinar la vida de una persona.

¿Qué sucede cuando un matrimonio solicita consejería para el uso de un método de planificación familia?

¿Qué responde usted ante una pareja que pide su opinión acerca del uso de la píldora del día después?

¿Qué aconsejaría usted a una pareja que no ha podido tener hijos acerca de la utilización de tecnología reproductiva?

¿Aceptaría usted bendecir el gobierno de un presidente que se manifiesta a favor del aborto?

¿Es usted partidario de realizar una un aborto en caso de violación?

¿Tiene que tener usted respuesta para todo?

Sin duda es difícil, y complejo el hecho de enfrentarnos con esta clase de situaciones. Sin embargo no por ello son eludibles.

Si respondemos a una matrimonio que el método de planificación familiar que elijan estando ambos de acuerdo será el adecuado, ¿realmente estamos reproduciendo lo que Dios nos habló en el secreto?

Soy Matrona desde el año 1998, nunca usaría o colocaría un dispositivo intrauterino en el útero de una mujer porque sé que evitaría embarazos por años a costa de que cada vez que un embrión llegue a implantarse, moriría en el absoluto silencio. Nunca tomaría o indicaría el uso hormonas como píldoras, implantes, parches etc., pues sé que aunque evita en la mayoría de los casos la ovulación, en más de una ocasión terminaría con la vida de un ser humano en estado embrionario impidiendo que se implante, Nunca, aunque no pudiese embarazarme utilizaría una tecnología reproductiva que generara embriones que luego quedarán congelados, o que en su intento por lograr implantarse encontraran la muerte.

Como a las Parteras del pueblo de Israel, que están relatadas en Éxodo cap. 1, Dios me llamó para dar vida, para proteger la vida, para abstenerme de causar muerte, y es un llamado irrenunciable.

Hoy, año 2009, la mayor matanza de seres humanos está ocurriendo en el más despreciable silencio. Millones de seres humanos encuentran la muerte en el útero materno.

El aborto constituye el acto más detestable y es la violación a los derechos humanos de mayor gravedad existente. Es el acto de suprema cobardía de un ser humanos hacia otro, es una manifestación de desprecio hacia la humanidad, es el abandono materno de mayor crueldad existente. Es un acto de extrema violencia física y emocional, es la vida en manos de un verdugo, es el juicio de mayor injusticia, es la condena injustificada, es la manera más sucia de obtener dinero. Nuestro silencio es el de un pueblo que acepta un genocidio sólo similar al de la Alemania nazi, nuestro silencio también es abandono

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Sufre un Niño que muere en un aborto?, Carolina Antimán Echeverría

  Morir y vivir con Dignidad, en nombre de estos preceptos se diputan temas tan álgidos como el aborto y la eutanasia, ambos situados en distintos momentos, el primero en el que la vida está irrumpiendo y el segundo cuando la vida se escapa de las manos. Ambos imponen un final, sin embargo, la muerte como tal, sólo será considerada si ocurre desde el momento en que el feto se separa completamente de su de su madre a través del corte del cordón umbilical [1] . La muerte como resultado de un aborto, no existe conceptualmente, menos aún la dignidad de esa muerte. Dentro de los criterios que hoy se incluyen para determinar que una persona ha dejado de existir, se encuentran la evaluación del estado de conciencia, la ausencia de actividad cerebral, etc. Estos son criterios válidos para la vida extrauterina. Entonces surge la pregunta. ¿Es también la muerte fetal por aborto, un momento al final de la vida? Probablemente, no sea una reflexión de la mayoría, sobre todo en los países en que

Linaje de Los Benditos de Jehovça

Linaje de los Benditos de Jehová Carolina Antimán Echeverría [1] No trabajaran en vano, ni darán a luz para maldición; porque son linaje de los benditos de Jehová, y sus descendientes con ellos [2] . Isaías Cap. 65, vers. 23 Dios llama “Linaje de los Benditos de Jehová” a aquellos de su pueblo que han sido fieles a su nombre, es una declaración sobre los que Dios considera sus Siervos. Y los llama Linaje [3] de los Benditos de Jehová. Lo que deseo rescatar de esta palabra es que aquellos que seguimos a Dios de todo nuestro corazón, somos señalados por Dios como parte de algo único, Él nos adjudica una ascendencia a un grupo especial y bendecido, nos conecta a una familia que está unida por una característica, Ser Benditos de Jehová . Nos entrega una pertenencia y una historia y nos vincula fuertemente con Él. Lo extraordinario es que esta nobleza no es sólo para nosotros, es un linaje, y como tal acompañará a nuestros descendientes. Cuando entendemos lo que somos

630 Niños mueren en Chile durante el año 2019, sin funeral, sin nombre, y a manos de una correcta organización de nuestro Sistema de Salud.

Alguién escribió en facebook en medio de esta Pandemia: "Cuando los muertos sean tuyos, tomarás conciencia".  La muerte duele hoy, más que nunca. Nuestro sistema de Salud esta en jaque, a pesar de todos los esfuerzos económicos y humanos para salvar más vidas. Capacitaciones al personal de salud para el uso de drogas, ventiladores, equipos de protección personal, normas y más normas, que nos protejan de este virus. Sin embargo, los muertos se suceden cada día en cantidades que nunca pensamos existirían. Los personas fallecidas pueden ser una estadística, pero detras de cada una existe una familia que llora hoy y que llorará por años la ausencia. Duele porque pertenecian a hijos, a madres, a padres, a abuelos, a hermanos, a compañeros de trabajo. Fueron 630 Niños en el año 2019, que murieron en manos del mismo sistema de salud. Para que ellos murieran se inyectaron recursos al sistema de salud, se capacitó al personal y se confeccionaron normas y más normas. Sus mue