Ir al contenido principal

Los Sobrevivientes de la Reproducción asistida, Carolina Antimán E



Para muchas personas la solución frente a la dificultad de concebir un hijo naturalmente, ha sido el uso de las técnicas de reproducción asistida. Pude experimentar esa alegría en una mujer de escasos recursos que logró un embarazo y un parto exitoso, la felicidad que le reportaba abrazar a un hijo era transmitida en sus ojos. Sin embargo, hoy les quiero invitar a reflexionar desde otra arista, la del embrión. Sólo para comenzar les invito a considerar que de acuerdo a la información entregada por el Doctor Fernando Zegers, Director Científico de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Las Condes, la tasa de embarazo clínico están en directa relación con el número de embriones transferidos. Así, cuando se transfiere un embrión, la tasa de embarazo es de un 10 a un 12%, aumentando a 35% cuando se transfieren 3 embriones[1].
Probablemente son tasa bastantes optimistas desde el punto de vista científico. Sin embargo cuando consideramos que el embrión es un ser humano que tiene derecho a la vida, no resulta optimista decir que de 100 embriones transferidos al útero un 88 a 90 % fracasará en su intento de implantarse y morirá. Y que, si se transfieren 3 embriones en el 65 % de los casos morirán los 3 embriones.
Se entiende por técnica de reproducción humana asistida toda intervención artificial de carácter médico que tenga por objeto producir directamente la fecundación de un óvulo por un espermio, teniendo como finalidad el nacimiento de un hijo[2].".

Las Técnicas de Reproducción Asistida[3]

Las técnicas de reproducción asistida pueden clasificarse en dos grandes grupos. La fecundación in vitro con transferencia de los embriones al útero (FIV/TE) y la transferencia de gametos a la trompa (GIFT). En ambos procedimientos se estimula hormonalmente a la mujer para que madure varios óvulos y se recuperan los óvulos del ovario mediante aspiración folicular por vía transvaginal y los espermatozoides a través de la masturbación o coito con condón inerte. La diferencia se establece en el lugar donde ocurre la fecundación. En la FIV/TE la fecundación tiene lugar en un medio de cultivo que simula el fluido tubárico y los embriones resultantes son transferidos al útero. El GIFT (procedimiento aprobado por la Iglesia Católica) que requiere de al menos una trompa normal donde son transferidos los óvulos y los espermatozoides procurando que allí tenga lugar la fecundación, requiere además de un mínimo de espermatozoides con capacidad fecundante. .
Ambos procedimientos pueden realizarse con gametos pertenecientes a la pareja o a donantes. Ambos procedimientos pueden utilizar espermatozoides criopreservados[4], como es el caso de hombres que por un cáncer han preservado sus gametos antes de someterse a cirugías o radioterapias.
Entonces estamos hablando de:
FIV/TE: Fecundación in vitro con transferencia de embriones[5] al útero
GIFT: Transferencia de gametos[6] a la trompa

El Costo Humano de la Reproducción Asistida

¿Cuál es el límite que debe existir y en el que efectivamente nos detengamos aunque deseemos algo con todo el corazón?
Realmente el costo de tener un hijo mediante  reproducción asistida es altísimo y no me refiero al dinero sino al costo humano. Un niño costará a lo menos la vida de 8 de sus hermanos.
¿Cuál es el punto en que nos debemos detener cuando naturalmente no hemos logrado un embarazo?
¿Qué tan valiosa puede resultar para un Padre la vida de un hijo en estado temprano de desarrollo, antes de la implantación?
Más de una vez escuche que Dios puede hacer un milagro, pero que nosotros debemos hacer todo lo que se encuentre a nuestro alcance. Quizás sea más difícil esperar en Dios el milagro de un embarazo, que tomar las tecnologías reproductivas para concebir. El punto es que en el primer caso somos los Padres los que experimentamos el dolor de la espera y en el segundo son los embriones los que pagan el precio, y lo pagan con sus propias vidas.
Es duro, por supuesto que es duro para todas aquellas mujeres que anhelan abrazar a un bebé, que sienten sus brazo vacíos, que son esclavas de los Test de embarazo, que han recibido mes a mes con desagrado la menstruación, pues en esos momentos se desvanece nuevamente la esperanza de un hijo.
Es difícil, frustrante, doloroso, es una carga de mucha angustia a la vida de un matrimonio y de muchas lágrimas a los ojos de aquellos que desean ser Padres. Probablemente es lo que experimentaban Sara y Abraham cuando no podían concebir, décadas pasaron por sus vidas, aún Sara ya menopaúsica había perdido toda esperanza de tener hijos. Isaac nació cuando Abraham tenía 100 años[7].
Esperar en Dios es tomar el camino largo, pues es aceptar que la única posibilidad de que un embrión sea creado y se implante está en un milagro, y los milagros los realiza Dios. Significa esperar, ciclos tras ciclo, mes tras mes. Me imagino que cuando Sara dejó de menstruar se extinguió toda esperanza de ser Madre. Probablemente tenía alguna patología de base, pero además ella dejó de ovular y de menstruar[8], ya toda posibilidad se había extinguido. Cuando ella escuchó al Ángel decir a Abraham que le daría un hijo, se rió entre sí, y pensó cómo sería posible esto, si ya no sólo ella era vieja, sino que Abraham también. Y bueno,  Dios cumplió e Isaac nació.
Es necesario que podamos comprender que hoy existe una diversidad de posturas respecto de cuando comienza la vida, este punto se discutió en el congreso, cuando el entonces Senador Piñera, presento un proyecto de Ley que regulara el desarrollo de Técnicas de Reproducción Asistida.
Ahora, por qué resulta tan importante definir este concepto. Es fundamental definirlo y defenderlo puesto que sólo aceptando que la vida de un embrión humano se inicia desde el momento en que el espermatozoide penetra la capa pelúcida del óvulo, podremos discernir qué procedimiento elimina una vida humana y cual no. Al amparo de las ambigüedades es que se han iniciada las grandes masacres del aborto, como en el año 1973 en Estados Unidos en el caso Roe V/S Wade en el que el tribunal declaro “No necesitamos resolver la difícil cuestión de cuando comienza la vida, cuando los expertos en las disciplinas de la Medicina, Filosofía y Teología son incapaces de llegar a ningún acuerdo, el estamento judicial en este punto del conocimiento del hombre, no debe adoptar una posición que haga especular acerca de la respuesta”. También en Chile cuando se discutió en tribunales la legitimidad de la distribución de la Píldora del día después, quedo claro que el argumento de peso para defender la legitimidad de este fármaco, no era los estudios del Dr. Croxatto, sino que  el concepto de que el embarazo comienza desde la implantación, esto fue sostenido por El Instituto de Salud Pública[9], El Instituto de Medicina Reproductiva ICMER[10], y la Organización Mundial de la Salud[11].

Proteger la Vida Humana, Valorar la Vida de un Embrión Humano

Durante la discusión en la  Comisión de Salud, de la Cámara de Senadores  acerca del proyecto de Ley que regula los principios jurídicos y Éticos de la Técnicas de reproducción asistida, hubo una importante discusión acerca de establecer el momento en que se inicia la vida del embrión humano. La moción original del entonces Senador Piñera, en el artículo primero de su proyecto de Ley: afirma “Llámese embrión al ser humano desde el momento de la fecundación hasta el nacimiento”. Fueron citadas autoridades del mundo científico y respecto del inicio de la vida humana manifestaron lo que sigue:
1.      Doctor Julio Montt, Director del Programa Regional de Bioética de la Organización Panamericana de la Salud, respecto del artículo primero señala: Las expresiones “ser humano” y “momento de la concepción” implican conceptos que muchos autores discuten. En lugar de “ser humano” el artículo debería referirse a “vida humana”, toda vez que la concepción es más un proceso que un momento, y una nueva vida parece existir desde el intercambio de material genético en el óvulo fecundado... Esto dejaría al pronúcleo como una célula que aún no es una vida. El Cigoto es ya un embrión humano que la ley debe proteger.
2.      Sociedad Chilena de Fertilidad: La concepción de un nuevo ser ocurriría en el momento que se produce la singamia, esto es cuando el material genético de la mujer se integran y complementan en un núcleo único.
3.      Senador Sebastián Piñera: Observó que cualquiera definición de concepción va a ser muy próxima al inicio de la vida, y sitúa el problema en un orden más bien filosófico, por la cercanía que existe entre las dos posiciones que hay sobre este punto.  En efecto, una teoría apunta que la vida comienza con la fusión de las membranas gaméticas y la otra la ubica en el momento de la fusión de los núcleos o singamia, pero entre ambos hechos sólo transcurren entre 8 a 24 horas.  Inicialmente, señaló, era partidario de la teoría de la singamia por tener un mayor grado de certeza y de adhesión desde el punto de vista científico.  Sin embargo, considerando otros pareceres médicos que ponen de relieve que se trata de un proceso continuo e irreversible, ha preferido adoptar una definición que considera una etapa más temprana, de modo de ampliar la protección al embrión desde el primer instante[12].
4.      H. Senador señor Ruiz-Esquide sostuvo que nadie puede pretender definir el comienzo de la vida humana en general, pero, como se ha dicho, para los efectos de la aplicación de las técnicas de reproducción asistida, un criterio es fijarla en el momento de la fusión de las membranas gaméticas y otro en el de la fusión de los núcleos o singamia.  A su juicio, el criterio que debe ser determinante es dilucidar el momento en que existe una vida nueva, distinta de la de los progenitores, porque cada gameto tiene vida por sí mismo. Y solamente cuando se fusionan los núcleos, cuando la información de los cromosomas se entrecruza, se puede reconocer una tercera vida, ya que no surge una vida nueva por la sola aproximación o unión de los gametos, aunque el espermatozoide haya penetrado el óvulo, si no se produce ese intercambio de información genética[13].
Uno de los textos utilizados para el estudio de la asignatura de Embriología en la gran mayoría de las Universidades de nuestro país, es el Manual de Embriología Médica, Langman, en el que se declara “El desarrollo de un individuo comienza con la fecundación, fenómeno por el cual el espermatozoide del varón y el óvulo de la mujer se unen para dar origen a un nuevo organismo[14].
Una postura que emerge con fuerza en nuestro tiempo es sostener que la vida de un embrión humano comienza en la singamia, que en palabras simples es el momento en que se produce un real intercambio entre el  material genético proveniente de los progenitores.
Este es un momento dentro de un proceso que comienza en el momento en que el espermatozoide penetra en la capa pelúcida del óvulo. Los factores que intervienen hasta antes de la penetración del espermatozoide en el óvulo  son dependientes de la voluntad humana, de la capacidad individual de cada gameto  y de factores ambientales en el tracto genital femenino, sin embargo desde la penetración del espermatozoide comienza un proceso que naturalmente avanza y sólo podrá detenerse con la intervención de un ser humano. Dentro de este proceso se encuentra el momento de la Singamia.
¿Para quién es de utilidad defender el concepto que la vida comienza en la singamia?
¿Quién puede determinar el proceso de la singamia?
En el momento previo a la singamia ya no podemos hablar de un espermatozoide y de un óvulo, pues ya no son ni una ni otra cosa. Entonces, ¿por qué no defender la vida desde antes de la singamia, por qué no llamar a ésta unión celular embrión humano?
Desde el momento de la penetración del espermio al óvulo, se inicia un proceso absolutamente individual y es la vida de un nuevo ser humano. Este proceso sólo se detiene con intervención humana. Por lo tanto el concepto de que la vida se inicia en la singamia es sólo un invento conveniente de los científicos dispuestos a manipular embriones en estado de pronúcleo.
Previo al instante de la Singamia, el embrión es llamado célula en estado de pronúcleo y como no es considerado una vida humana, se permite por ejemplo la criopreservación, es decir el congelamiento del embrión para detener el proceso de crecimiento y desarrollo celular, hasta que llegue el momento de reiniciar el proceso para la implantación.
El investigador Dr. Dr. Manuel Santos [15]  vice – presidente de la Sociedad de Genética se manifestó contrario a la criopreservación. Aseguró que esta técnica genera varios problemas. Entre los éticos mencionó la necesidad de que los embriones deben ser destruidos o destinados a la investigación, en situaciones en que sus progenitores no son ubicados.

Además, mencionó el riesgo de daño de los embriones en el proceso del congelamiento. “De acuerdo a varias publicaciones internacionales, existen riesgos de daños porque se producen cristales que dañan las membranas y las células. Asimismo, se producen daños en los embriones por los aditivos que requiere la vitrificación; dosis altas de crioprotectores o la cristalización durante el congelamiento o descongelamiento”.

El doctor Santos mencionó también que existen dudas respecto de la seguridad de criopreservar, desde el punto de vista biológico. “Hay una pérdida embrionaria producto de la criopreservación, que va desde al 20 a 30%. Además, se han atribuido a esta técnica alteraciones genéticas”.
La mortalidad de embriones es altísima en los procedimientos de reproducción asistida.
Se produce una pérdida embrionaria importante luego del descongelamiento de los pronúcleos y de los embriones, pues  hoy también se criopreservan embriones.
La criopreservación de células en estado de pronúcleo y de embriones de 2 a  4 células ha logrado avances notables en la última década. Al descongelas los productos la tasas de sobrevida fluctúan entre un 40 y un 100 %. Esto tiene que ver más que nada con el potencial biológico de los pronúcleos previo a la congelación[16].



El Fracaso de la Reproducción Asistida

La Reproducción asistida es  la generación de un embrión humano a partir de la intervención y manipulación de otros seres humanos llamados científicos o médicos.
1.      Seleccionan óvulos y espermatozoides
2.      Inducen  la fecundación
3.      Crean un Embrión humano
4.      Congelan embriones en estado de 3 o 4 células o en estado de pronúcleo
5.      Preparan hormonalmente el endometrio
6.      Transfieren los embriones. 
La taza de sobrevida de un embrión transferido es bajísima y los médicos responsables trasladan esta responsabilidad al potencial biológico del embrión. Existe una etapa dentro de todo este proceso que no han logrado manipular de un modo eficiente y esto es lo que ocurre entre la transferencia de los embriones en el útero y la implantación. En este punto del proceso los científicos transfieren una responsabilidad al embrión creado, Implantarse.
Aún con toda la tecnología desarrollada en pos de asistir el proceso de reproducción, la implantación sólo ocurrirá dependiendo de la calidad del embrión y la receptividad del endometrio, luego se evaluará la efectividad del proceso, con exámenes y con ecografía, sin embargo pasarán bastantes días para ello, pues una vez que los embriones son transferidos sólo resta esperar para verificar cuantos realmente sobrevivieron y se implantaron.
Transferencia embrionaria[17]
La transferencia de embriones al útero es un procedimiento ambulatorio que se realiza en pabellón, sin necesidad de analgesia o anestesia. Este procedimiento dura alrededor de 15 minutos y consiste en depositar los embriones en el interior de la cavidad uterina. Para ello se utiliza un delgado tubo de plástico inerte y muy suave llamado catéter. Este se introduce a través del cuello uterino y los embriones son depositados en la cavidad uterina.
Once días después de la transferencia (13 días post aspiración) puede medirse en la sangre de la mujer, una hormona (βHCG), que permite documentar la presencia de embarazo. Esta hormona duplica su valor cada 1.5 a 2 días. De esta manera, mediciones seriadas pueden aportar información útil relativa a calidad de la gestación antes de ser visible con ecografía. La ecografía transvaginal permite visualizar un saco gestacional dentro del útero, 21 días después de la transferencia embrionaria.
Cada embarazo exitoso, con un Recién Nacido en brazos de su Madre es la prueba más clara, que aquellos que no lograron implantarse eran seres humanos que encontraron la muerte.
La Transferencia embrionaria intrauterina es el último paso de las técnicas de reproducción asistida  y puede determinar el resultado de las mismas. Solamente una minoría de los embriones transferidos lograra implantarse y lograr un embarazo[18].
En los tratamientos de reproducción asistida, las tazas de implantación por embrión y las tasas de embarazos y nacidos vivos disminuyen drásticamente desde los 37 y 38 años en adelante. (Ahora, probablemente se practiquen un mayor número de transferencias embrionarias en estas pacientes)[19].
Ahora, creo que la eficiencia reproductiva de Dios es altamente superior. Creo que si la tasa de embarazo es aún tan baja, médicos y científicos  no han logrado entender  la total dimensión del proceso reproductivo y ello los conduce a error, errores que generan la pérdida de miles de vidas humanas en el mundo. Por tanto si la tasa de embarazo de un embrión transferido sólo alcanza el 10 a 12 %, quiere decir que existe el riesgo de un 90% de que un ser  humano muera al ser creado artificialmente y transferido al útero materno. Esta tecnología falla, porque fallan los responsables, científicos y médicos.
Si colocamos a un Recién Nacido de 7 días en manos de su madre sobrevivirá perfectamente, aunque se trate de una madre adolecente de 12 años, pues sabrá que hacer, cómo proteger, cómo alimentar, etc.
Probablemente Dios no nos entregó el cuidado de los embriones pues no estamos preparados para hacerlo. No estamos, los seres humanos capacitados para proteger un embrión, ni ellos para sobrevivir fuera del cuerpo materno. Estamos interviniendo en una etapa del ciclo de vida en que el cuidador del ser humano es Dios.
Sostener que la  implantación dependerá de la capacidad biológica del embrión, es no asumir  la responsabilidad de haberlos creado. Pues en esta clase de argumentos descansa la respuesta a la muerte de miles de embriones que no logran implantarse y mueren.
He aquí algunas de las declaraciones de un grupo de connotados personajes del mundo de la ciencia, acerca del embrión humano y la reproducción asistida manifestadas en el marco de la discusión de la Comisión de Salud recaído en el proyecto de Ley que regula los principios jurídicos y Éticos de la Técnicas de reproducción asistida.
1. Pilar Vigil, Directora Ejecutiva del centro de estudios de bilogía de la reproducción de la PUC, estima que la fecundación in vitro atenta de alguna manera contra la vida del embrión que ha de desecharse.
2. Dr. Alejandro Sreani, del centro de Bioética de la PUC, “Como en todo lo que atañe a la conducta del ser humano, el reconocimiento objetivo de la inmoralidad de una acción por parte de algunos, no resulta un impedimento suficiente a la comisión de esta por parte esos mismos o de otros, ya sea porque no ven, de buenas a primeras la inmoralidad de esa acción o porque viéndola no están dispuestos a abstenerse.
3. Julio Montt, Director del Programa Regional de Bioética de la Organización Panamericana de la Salud.: Las expresiones “ser humano” y “momento de la concepción” implican conceptos que muchos autores discuten. En lugar de “ser humano” el artículo debería referirse a “vida humana”, toda vez que la concepción es más un proceso que un momento, y una nueva vida parece existir desde el intercambio de material genético en el óvulo fecundado... Esto dejaría al pronúcleo como una célula que aún no es una vida. El Cigoto es ya un embrión humano que la ley debe proteger.
4. Patricio Mena, representante de la Conferencia Episcopal de Chile, afirmó que las técnicas de reproducción asistida , más allá del hecho que son moralmente inaceptables desde el momento en que separan la procreación del contexto integralmente humano del acto conyugal, registran altos porcentajes de fracasos. Luego la solución más humana del problema de la infertilidad es la adopción la que, en principio, no plantea problemas morales ni biológicos. Afirmó también que la reducción y eliminación de embriones sobrantes tiene el estatuto moral de homicidio.
5. Sociedad Chilena de  Fertilidad: respecto de la criopreservación de embriones, destacan que con el desarrollo de esta tecnología, aumentaron las tasas de embarazo de un 15% por paciente a un 50% después de TRES transferencia embrionarias, de TRES embriones cada vez.
Pareciera que la muerte de un embrión o miles de ellos no tiene ningún tipo de connotación emocional para las personas partícipes de los procedimientos de Reproducción asistida, y es esto lo  que transmiten a los usuarios. Sólo basta revisar algunos foros de mujeres y matrimonios a los que se están  transfiriendo embriones, si bien anhelan tener un hijo, no tienen ni la más mínima noción de que los embriones congelados o los perdidos producto de los fracasos son sus propios Hijos, personas.
Existe un compromiso mundial por reducir las tasas de Mortalidad Infantil, existen compromisos gubernamentales y nuestro país no es la excepción.
“Muchos menos niños mueren hoy que en 1960, el primer año sobre el cual se dispone de cifras anuales de mortalidad en la infancia. De hecho, en el transcurso de los últimos 46 años, el número anual de muertes infantiles se ha reducido en un 50%, pasando de aproximadamente 20 millones en 1960 a menos de 10 millones en 2006.  Chile ocupa el lugar Nº 148 en el Ranking de tasa de mortalidad en menores de 5 años (8 muertes/1000 nacidos vivos), siendo el primer lugar Sierra leona con 270(muertes/1000 nacidos vivos). Entonces, como ahora, UNICEF y sus aliados aspiraban a reducir a la mitad las muertes infantiles en una fecha  límite. Entonces, como ahora, se propusieron soluciones y estrategias sencillas, eficaces, prácticas y de bajo costo para reducir la mortalidad en la infancia y mejorar la salud de la niñez. Ahora, como entonces, se está invitando a aliados de todos los sectores del quehacer humano –desde dirigentes religiosos hasta embajadores de buena voluntad, desde alcaldes hasta Jefes de Estado, desde estrellas deportivas hasta parlamentarios, desde asociaciones profesionales hasta sindicatos– a vincularse a la causa de la supervivencia y el desarrollo infantil”[20].
Sin embargo, en esta etapa del ciclo de vida del ser humano, nos encontramos lejos de conducirnos en la dirección de proteger y preservar la vida de los embriones, la Reproducción Asistida, como el uso de métodos de Regulación de Fecundidad, que también terminan con la vida de embriones, se ha instalado en nuestro país e inclusive, se le reconoce como procedimientos que constituyen una modalidad terapéutica[21].
Y bien es así como cada día, en cada laboratorio creador de embriones humanos, algunos no soportan existir en un medio que no es el natural, y mueren. Nunca sabremos si quizás, si ese embrión hubiese iniciado su camino en las trompas de falopio hubiera sobrevivido. Nunca los Padres tendrán real noción de cuantos hijos en estado embrionario han perdido. Por supuesto, la muerte de estos embriones carecerá de toda dignidad, probablemente el único que realmente observará atónito será Dios.

Las Estadísticas de la Muerte

La Dignidad de un embrión también pasa por entender que es un ser humano como Usted o yo.
Las Tasas de embarazo luego de producida la fecundación y la transferencia de embriones dan cuenta de lo exitoso de este proceso, este concepto de éxito por supuesto no es en relación a la sobrevida del embrión.                                                                                                                                             
1.      De acuerdo a las estadísticas aportadas por La Sociedad Chilena de Fertilidad los resultados de los procedimientos de Reproducción asistida son los siguientes[22]




La tabla nos muestra que en los procedimientos utilizados, FIV(Fecundación in Vitro), ICSI(Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides) y TOMI/SOFT (transferencia a la trompa de Falopio de ovejitos micro inyectados), La Tasa promedio de Parto respecto del total de transferencia no supera el 35%, es decir, más del 65% de las transferencias embrionarias no reportan resultados exitosos, es decir los embriones mueren.

2.      Clínica Las Condes informa en su página Web, los resultados de los procedimientos de Reproducción asistida. Tasa de embarazo clínico de acuerdo al número de embriones transferidos en procedimientos de Reproducción Asistida.(FIV+ICSI) [23]

Nº de embriones transferidos
Tasa de embarazo*
Latinoamérica
Clínica Las Condes
1
11.5%
25.0%
2
28.1%
43.2%
3
36.0%
42.7%
4
39.1%
16.7%
Fuente: RLA 2003-2004   Fuente : UMR/CLC  2006
* La tasa de embarazo clínico fue calculada sobre un total de:
434 transferencias (UMR/CLC 2006)
39.696 transferencias (RLA 2003-2004)

Tasa de multigestación de acuerdo al número de embriones transferidos en procedimientos de fecundación In vitro.

Nº de embriones transferidos
Tasa de multigestación*
Latinoamérica
Clínica Las Condes
2
18.6%
24.7%
3
30.5%
28.9%
> = 4
35.4%
          00.0%
Fuente: RLA 2003-2004   Fuente : UMR/CLC 2006
* La tasa de embarazo clínico fué calculada sobre un total de:
434 transferencias (UMR/CLC 2006)
39.696 transferencias (RLA 2003-2004)

Tasa de embarazo clínico de acuerdo al número de embriones transferidos en procedimientos de ICSI[24]

Nº de embriones transferidos
Tasa de embarazo*
Latinoamérica
Clínica Las Condes
1
10.2%
12.9%
2
22.5%
41.9%
3
31.0%
47.7%
4
38.1%
45.2%
5
38.4%
77.8%
 Fuente: RLA 2001   Fuente : UMR/CLC 1999 - 2002
* La tasa de embarazo clínico fue calculada sobre un total de:
483 transferencias (UMR/CLC 1999-2002)

Tasa de multigestación de acuerdo al número de embriones transferidos en procedimientos ICSI

Nº de embriones transferidos
Tasa de embarazo*
Latinoamérica
Clínica Las Condes
1
0.0%
0.0%
2
19.3%
30.4%
3
31.2%
39.8%
4
35.8%
54.8%
5
32.8%
63.6%
 Fuente: RLA 2001   Fuente : UMR/CLC 1999 - 2002
* La tasa de embarazo clínico fue calculada sobre un total de:
214 embarazos clínicos (UMR/CLC 1999-2002)
2158 embarazos clínicos (RLA 2001)

3.      Estadísticas Clínica Alemana
Las tasas de embarazo con ICSI[25], reportan un 45% de test de embarazo positivo y un 30% de nacimientos
Las tasas de embarazo con SOFT[26] en Clínica Alemana reportan un 50% de test de embarazo positivo y un 44% de nacimientos.
Las Tasas de embarazo con FIV[27] en Clínica Alemana indican un 40% de test de embarazo positivo y un 26% de nacimientos por ciclo transferido.

Probablemente para todos aquellos que trabajan en estos procedimientos las estadísticas son enorgullecedoras, de hecho las publican en sus páginas institucionales. Sin embargo, debemos reflexionar; ¿Son estas cifras alentadoras cuando hablamos de vidas humanas?.
Es importante considerar las estadísticas de multigestación. De acuerdo a los datos entregados por la Clínica Las Condes, las tasas de embarazo más altas se registran al transferir más de 2 embriones. En el procedimiento de FIV +ICSI, la tasa de embarazo al transferir 3 embriones es de un 42.7, sin embargo la tasa de multigestación solo alcanzara un 28.9.

Esto quiere decir que:
·        Con el procedimiento de FIV+ICSI, al transferir 3 embriones en un 57,3 de los casos los 3 embriones morirán.
·        Con este mismo procedimiento al transferir 3 embriones en el 71.1 de los casos sólo sobrevivirá 1 embrión de los 3 transferidos.
Ninguna de las cifras entregadas es optimista, cuando estamos hablando de vidas humanas.
Sabemos cuidar Recién Nacidos, inclusive prematuros de 500 gramos, los avances de la medicina lo han permitido.
Y, Definitivamente No existe hoy un avance científico que asegure la sobrevida del 100% de  embriones generados a a partir de la Técnicas de Reproducción asistida, las tasas de fracasos son altísimas. Los embriones no mueren porque exista un deficiente potencial biológico. Los embriones mueren porque la medicina y la ciencia  no logra sustentar la vida en etapa embrionaria.
Y pregunto nuevamente, ¿hasta dónde podemos llegar cuando la bendición de concebir o engendrar no ha tocado nuestra puerta? ¿Cuándo la vida de un embrión volverá a tener esa dignidad que David reconoció en el libro de Salmos 139:13-16?[28]  

“Mi Embrión Vieron tus Ojos”







[1] Leon Correa, Francisco J. El Diálogo Bioético En Las Técnicas de Reproducción Asistida. Acta biot. [online]. 2007, vol.13, n.2 [citado  2010-01-15], pp. 161-167. Disponible en: . ISSN 1726-569X.  dio: 10.4067/S1726-569X2007000200002.

[2] Boletin  Nº 1026-07, Informe de la Comisión de Salud, recaído en el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que regula los principios jurídicos y éticos de las técnicas de reproducción humana asistida y establece sanciones para los infractores de sus normas. http://sil.senado.cl/pags/index.html

[3] Leon Correa, Francisco J. El Diálogo Bioético En Las Técnicas de Reproducción Asistida. Acta biot. [online]. 2007, vol.13, n.2 [citado  2010-01-15], pp. 161-167. Disponible en: . ISSN 1726-569X.  dio: 10.4067/S1726-569X2007000200002


[4] Criopreservación: Corresponde a la congelación y almacenamiento de gametos, cigotos o embriones. Registro Latinoamericano de Reproducción Asistida, http://www.redlara.com/fdash45o9.asp?arq=4_Defin_Proced_Metodo.pdf
[5] Ser vivo en las primeras etapas de su desarrollo, desde la fecundación hasta que el organismo adquiere las características morfológicas de la especie. Real Academia Española, http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=embrion, 22/02/2010
[6] Cada una de las células sexuales, masculina y femenina, que al unirse forman el huevo de las plantas y de los animales. Real Academia Española, http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=gameto, 22/02/2010.
[7] Génesis 21:5, Biblia de Referencia Thompson, Edición Milenio, Versión Reina Valera, Revisión de 1960, Editorial Vida.
[8] Génesis 18:11, Biblia de Referencia Thompson, Edición Milenio, Versión Reina Valera, Revisión de 1960, Editorial Vida.
[9] Juicio de Nulidad de Derecho Público en contra del Instituto de Salud Pública por
autorizar Postinor-2. Fallo de la jueza suplente Sylvia Papa, del Vigésimo Juzgado
Civil de Santiago, 29 de Enero de 2004.
[10] Anticoncepción de Emergencia, Un marco jurídico, Instituto Chileno de Medicina Reproductiva,  www.icmer.com, 02/2009
[11] Anticoncepción de Emergencia, Un marco jurídico, Instituto Chileno de Medicina Reproductiva,  www.icmer.com, 02/2009
[12] Boletin N° 1.026-07, Segundo Informe de las Comisiones Unidas de Constituión, Legislación, Justicia y Reglamento de Salud , recaído en el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que regula los principios jurídicos y éticos de las técnicas de reproducción humana asistida y establece sanciones para los infractores a sus normas.

[13] Ídem.
[14] Langman, Embriología Médica, 6° edición F.W Adler
[15] Intervención del Dr. Manuel Santos, vice – presidente de la Sociedad de Genética, en la discusión de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología, acerca de la Criopreservación de embriones (http://www.sochog.cl/noticias-sochog.php?id=45)

[16] Consideraciones Médicas e Implicancias Ético Legales  de la Reproducción Asistida en Chile http://www.bioetica.uchile.cl/doc/repasis.htm, 15/01/2010
[17] Programa de Reproducción  Asistida, Fertilización in Vitro y Transferencia Embrionaria, Clínica Las Condes, http://www.clinicalascondes.cl/

[18] Pezoa L, Daisy et al. Efecto del reposo post Transferencia Embrionaria Transcervical en la tasa de embarazo. Rev. chal. obste. gineceo. [online]. 2008, vol.73, n.5 [citado  2010-03-20], pp. 303-307. Disponible en: . ISSN 0717-7526.  dio: 10.4067/S0717-75262008000500004.
[19] Fertilidad después de los 40 años, DR. EMILIO FERNÁNDEZ O, DR. DIEGO MASOLI I. Unidad de Medicina Reproductiva, Departamento Obstetricia y Ginecología
Clínica Las Condes, http://www.clinicalascondes.cl/area-academica/revistaEne09.html
[20] ESTADO MUNDIAL DE LA INFANCIA 2008, Supervivencia Infantil,  http://www.unicef.cl/unicef/public/archivos_documento/246/Estado_mundial_2008_sp.pdf, revisado 1/02/2010)

[21] Normas Aplicables  a la Fertilización in vitro y la Transferencia embrionaria, Nº 1072 de 1985. Reconoce que la garantía constitucional del Derecho a la vida y la protección de la vida del que está por nacer, que prevee el artículo 19, Nº 1 de la Constitución Política de la República, incluye el derecho a procrear y consecuentemente, el acceso a los medios médicos para superar las causas que impiden o dificultan la concepción
[22] Reproducción asistida en Chile, Tercer registro Nacional 2002, Sociedad Chilena de Fertilidad, Diciembre 2004(http://www.socfer.cl/trabsoc/2005/6.htm)

[23] Eficiencia de los procedimientos FIV/TE, Fertilización in vitro y transferencia embrionaria, Programa de Reproducción asistida, Clínica Las Condes, http://www.clinicalascondes.cl/
[24] Eficiencia de los procedimientos de ICSI, Fertilización in vitro y transferencia embrionaria, Programa de Reproducción asistida, Clínica Las Condes, http://www.clinicalascondes.cl/

[28] Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy Maravillado y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado. Y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas son faltar una de ellas. Salmo Cap. 139, vers. 13-16. Biblia de Referencia Thompson, Edición Milenio, Versión Reina Valera, Revisión 1960, Editorial Vida.









Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Sufre un Niño que muere en un aborto?, Carolina Antimán Echeverría

  Morir y vivir con Dignidad, en nombre de estos preceptos se diputan temas tan álgidos como el aborto y la eutanasia, ambos situados en distintos momentos, el primero en el que la vida está irrumpiendo y el segundo cuando la vida se escapa de las manos. Ambos imponen un final, sin embargo, la muerte como tal, sólo será considerada si ocurre desde el momento en que el feto se separa completamente de su de su madre a través del corte del cordón umbilical [1] . La muerte como resultado de un aborto, no existe conceptualmente, menos aún la dignidad de esa muerte. Dentro de los criterios que hoy se incluyen para determinar que una persona ha dejado de existir, se encuentran la evaluación del estado de conciencia, la ausencia de actividad cerebral, etc. Estos son criterios válidos para la vida extrauterina. Entonces surge la pregunta. ¿Es también la muerte fetal por aborto, un momento al final de la vida? Probablemente, no sea una reflexión de la mayoría, sobre todo en los países en que

Linaje de Los Benditos de Jehovça

Linaje de los Benditos de Jehová Carolina Antimán Echeverría [1] No trabajaran en vano, ni darán a luz para maldición; porque son linaje de los benditos de Jehová, y sus descendientes con ellos [2] . Isaías Cap. 65, vers. 23 Dios llama “Linaje de los Benditos de Jehová” a aquellos de su pueblo que han sido fieles a su nombre, es una declaración sobre los que Dios considera sus Siervos. Y los llama Linaje [3] de los Benditos de Jehová. Lo que deseo rescatar de esta palabra es que aquellos que seguimos a Dios de todo nuestro corazón, somos señalados por Dios como parte de algo único, Él nos adjudica una ascendencia a un grupo especial y bendecido, nos conecta a una familia que está unida por una característica, Ser Benditos de Jehová . Nos entrega una pertenencia y una historia y nos vincula fuertemente con Él. Lo extraordinario es que esta nobleza no es sólo para nosotros, es un linaje, y como tal acompañará a nuestros descendientes. Cuando entendemos lo que somos

630 Niños mueren en Chile durante el año 2019, sin funeral, sin nombre, y a manos de una correcta organización de nuestro Sistema de Salud.

Alguién escribió en facebook en medio de esta Pandemia: "Cuando los muertos sean tuyos, tomarás conciencia".  La muerte duele hoy, más que nunca. Nuestro sistema de Salud esta en jaque, a pesar de todos los esfuerzos económicos y humanos para salvar más vidas. Capacitaciones al personal de salud para el uso de drogas, ventiladores, equipos de protección personal, normas y más normas, que nos protejan de este virus. Sin embargo, los muertos se suceden cada día en cantidades que nunca pensamos existirían. Los personas fallecidas pueden ser una estadística, pero detras de cada una existe una familia que llora hoy y que llorará por años la ausencia. Duele porque pertenecian a hijos, a madres, a padres, a abuelos, a hermanos, a compañeros de trabajo. Fueron 630 Niños en el año 2019, que murieron en manos del mismo sistema de salud. Para que ellos murieran se inyectaron recursos al sistema de salud, se capacitó al personal y se confeccionaron normas y más normas. Sus mue