Ir al contenido principal

El Aborto ¿Cuál es su Trascendencia Espiritual? Carolina Antimán Echeverría


Cuando discutimos el tema del aborto, defendemos una postura respecto de la madre o del embrión, siempre considerando la existencia física de cada uno de ellos.

Ahora, cuando ocurre un aborto espontáneo o provocado, ¿realmente muere una persona o, es sólo un cuerpo?, ¿Qué valor espiritual tiene este ser en el vientre materno?, ¿Qué responsabilidad tienen los padres que consciente en la realización de un aborto?, ¿Qué responsabilidad tiene el médico?

Jeremías en el capítulo 20, versículos 7 al 18, se lamenta por el peso de ser Profeta y la respuesta del pueblo de Israel frente a sus profecías, él dice refiriéndose a Jehová: “Por qué no me mató en el vientre de mi madre, y mi madre me hubiera sido mi sepulcro, y su vientre embarazado para siempre”. Jeremías se lamentaba que Dios no hubiera terminado con su vida, más aún maldecía el día en que había nacido.

Jeremías habla de Muerte, utiliza la palabra Matar. Él no dice por qué no me eliminó, claramente dice: Porqué no me Mató y le atribuye al término de la vida en el vientre la condición de muerte y No otra cosa, allí Muere una persona.

Un bebé abortado, Muere en el vientre de su madre, su madre constituye en estas circunstancias una Sepultura.

El hecho es eterno, Su vientre embarazado para siempre.

Es profundo el alcance de esta afirmación.

La palabra afirma lo siguiente:

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de Él[5].

Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te dí por profeta a las naciones[6].

He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre[7].

La palabra plantea una existencia espiritual previa a la física.

Dios nos escoge no en nuestro padre y madre, tampoco somos el resultado de un espíritu que vaga de persona en persona. Somos escogidos en nada más ni nada menos que en DIOS. Esto fundamenta por una parte el gran amor que Dios posee por nosotros, puesto que nuestra condición frente a Dios no es la planteada por muchas personas que afirman que Dios nos creó para luego olvidarse de nosotros. Dios fue capaz de un sacrificio tan grande como entregar a Jesucristo, porque él siente en su corazón que somos una parte de él que se pierde. Por otra parte fundamenta también lo que por miles de años destruye satanás, destruirnos a nosotros es dañar directamente el corazón de Dios.

¿Qué es lo destruido en el aborto?, ¿Tiene el espíritu del hombre menor valor cuando está en estado de 2 células, mórula o embrión?, ¿Tiene el espíritu del hombre una evolución como la física?

¿Cuál era el nivel espiritual de Jeremías cuando Jehová lo santificó y le dio la condición de profeta ANTES de que formara su cuerpo en el vientre?

Espiritualmente hablando y basados en la evidencia del Creador en la palabra, esto es así, cada individuo que viene a este mundo tiene un valor no por su carne, sino por su espíritu.

La palabra dice que la carne de nada aprovecha[8]; que no debemos temer a los que matan el cuerpo; sino al espíritu[9]. Cristo murió en la cruz, sin su redención seríamos esclavos del pecado y destinatarios a una muerte eterna.

¿Qué trascendencia tiene entonces un aborto?, ¿Cuántas mujeres usuarias de un método anticonceptivo tienen como vientre un cementerio?

Job en el capítulo 3 versículo 16 se refiere a esto: “¿por qué no fui escondido como un abortivo, como los pequeñitos que nunca vieron la luz?

Cuando observamos a un recién nacido nos deleitamos con su ternura, fragilidad. Cuando Dios vio a Jeremías antes de formarlo en el vientre, no lo vio como un embrión o un feto, lo vio como un profeta.

Al observar Dios nuestros embriones, no ve allí células, ve profetas, pastores, líderes.....



[1] Génesis Cap.3, vers.16. Santa Biblia, Edición Promesas, Revisión 1960, Editorial Unilit.

[2] Job cap. 3, vers. 16.

[3] Génesis capítulo 3 versículo 15-16.

[4] Génesis cap.1, vers. 28 al 30.

[5] Efesios capítulo 1 versículo 3 y 4

[6] Jeremías capítulo 1, versículo 5

[7] Salmos capítulo 127, versículo 3

[8] Juan Cap. 6, vers. 63

[9] Mateo Cap. 10, vers. 28

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Sufre un Niño que muere en un aborto?, Carolina Antimán Echeverría

  Morir y vivir con Dignidad, en nombre de estos preceptos se diputan temas tan álgidos como el aborto y la eutanasia, ambos situados en distintos momentos, el primero en el que la vida está irrumpiendo y el segundo cuando la vida se escapa de las manos. Ambos imponen un final, sin embargo, la muerte como tal, sólo será considerada si ocurre desde el momento en que el feto se separa completamente de su de su madre a través del corte del cordón umbilical [1] . La muerte como resultado de un aborto, no existe conceptualmente, menos aún la dignidad de esa muerte. Dentro de los criterios que hoy se incluyen para determinar que una persona ha dejado de existir, se encuentran la evaluación del estado de conciencia, la ausencia de actividad cerebral, etc. Estos son criterios válidos para la vida extrauterina. Entonces surge la pregunta. ¿Es también la muerte fetal por aborto, un momento al final de la vida? Probablemente, no sea una reflexión de la mayoría, sobre todo en los países en que

630 Niños mueren en Chile durante el año 2019, sin funeral, sin nombre, y a manos de una correcta organización de nuestro Sistema de Salud.

Alguién escribió en facebook en medio de esta Pandemia: "Cuando los muertos sean tuyos, tomarás conciencia".  La muerte duele hoy, más que nunca. Nuestro sistema de Salud esta en jaque, a pesar de todos los esfuerzos económicos y humanos para salvar más vidas. Capacitaciones al personal de salud para el uso de drogas, ventiladores, equipos de protección personal, normas y más normas, que nos protejan de este virus. Sin embargo, los muertos se suceden cada día en cantidades que nunca pensamos existirían. Los personas fallecidas pueden ser una estadística, pero detras de cada una existe una familia que llora hoy y que llorará por años la ausencia. Duele porque pertenecian a hijos, a madres, a padres, a abuelos, a hermanos, a compañeros de trabajo. Fueron 630 Niños en el año 2019, que murieron en manos del mismo sistema de salud. Para que ellos murieran se inyectaron recursos al sistema de salud, se capacitó al personal y se confeccionaron normas y más normas. Sus mue

Linaje de Los Benditos de Jehovça

Linaje de los Benditos de Jehová Carolina Antimán Echeverría [1] No trabajaran en vano, ni darán a luz para maldición; porque son linaje de los benditos de Jehová, y sus descendientes con ellos [2] . Isaías Cap. 65, vers. 23 Dios llama “Linaje de los Benditos de Jehová” a aquellos de su pueblo que han sido fieles a su nombre, es una declaración sobre los que Dios considera sus Siervos. Y los llama Linaje [3] de los Benditos de Jehová. Lo que deseo rescatar de esta palabra es que aquellos que seguimos a Dios de todo nuestro corazón, somos señalados por Dios como parte de algo único, Él nos adjudica una ascendencia a un grupo especial y bendecido, nos conecta a una familia que está unida por una característica, Ser Benditos de Jehová . Nos entrega una pertenencia y una historia y nos vincula fuertemente con Él. Lo extraordinario es que esta nobleza no es sólo para nosotros, es un linaje, y como tal acompañará a nuestros descendientes. Cuando entendemos lo que somos